martes, 6 de abril de 2010

a veces es mejor no saber para no entender


Todas las personas tenemos un reloj biológico que nos divide en diurnos y nocturnos . Yo pertenezco al segundo grupo: al de los nocturnos. Levantarme por la mañana es un suplicio y me cuesta horas reunir la energía para estar a pleno rendimiento. En cambio, por la tarde mi capacidad de (casi) todo empieza a funcionar al 100%, incluida la amatoria.; nunca he sido muy matutina para esas cosas, aunque lo compensaba luego ;.)
Pero hay cosas que ni el reloj biológico nocturno consigue que haga, por más que lo haya intentado durante años. Debe ser que mi reloj biológico es un poco hedonista y a partir de ciertas horas sólo atiende a placeres y nunca a mundanidades, sobre todo a las que tienen que ver con recoger cualquier cosa en casa llegada la noche: es lo que yo llamo “ la ley de la pereza”. Sí, me da muchísima pereza ponerme, por ejemplo, a fregar lo de la cena por la noche, o prepararme la ropa del día siguiente. No puedo, me invade la pereza y soy incapaz de hacer algo que no me apetezca hacer. Sin embargo, por la mañana me fastidia mucho ver las cosas sin recoger y me aplico diligente a que todo esté en su sitio y limpio.
Y todo esto porque el otro día, paseando con una amiga por la playa del sitio donde vive, cercano a Barcelona, vi esa ducha con una silla al lado. Cuando le pedí a mi amiga que me esperase, que iba a hacer una foto ella me dijo muy seria que si nunca habia visto eso, a lo que yo, también seria, contesté que duchas en la playa sí he visto, pero con silla al lado esta era la primera y que mucho me temía que era más una gamberrada que algo que el ayuntamiento hubiera decidido poner. Ella me contestó muy seria que no, que eso era así , a lo que yo le respondí que vale, que aceptaba que el ayuntamiento de su localidad pusiera ese tipo de sillas junto a una ducha de playa….., en fín, cada loco con su tema.

Y tú ¿ eres nocturno o diurno? ¿ tus manias/pereza?

5 comentarios:

E dijo...

Creo que yo vespertina-nocturna, pero va por temporadas
Mi manía, que no puedo dejarlo todo sin recoger hasta la mañana

Lucía dijo...

¿Y para qué es? ¿Para ducharse sentado?

Juli Gan dijo...

Yo soy matutina sin lugar a dudas y dejo de rendir a las 8 de la tarde. Tenía un compañero del curro que se quejaba de que a las 7 de la mañana yo era todo energía, y en lo de amar, también. Despertarse por la mañanita y encontrarte al lado a una preciosa persona dormidita....mmmm.

arcoiris dijo...

Pues no sé de dónde es la foto, pero yo si que he visto alguna. Lo pone el ayuntamiento para que se duche la tercera edad o gente con discapacidad.

Rick dijo...

Yo soy raro hasta para el reloj biológico: Jamás me ha costado madrugar y soy más activo por la mañana, pero sin duda hago mucha más vida por la noche y a diario estoy más horas bajo la luna que bajo el sol. Contradicciones...
Mi manía sin duda es el orden, al contrario que tú no puedo ir a la cama si hay algo por fregar, si hay una revista fuera de sitio o si los mandos a distancia no están a la misma distancia uno de otro.
Eso sí, mi pereza es que cuando lllego a casa y considero mi jornada acabada soy incapaz de salir para nada. ni bajar la basura ni si un amigo se está muriendo en mi portal. Mi refugio es mi refugio.
Ah! y pedazo de invento la silla con ducha!