martes, 4 de julio de 2017

Raise your hand if you are gay


Todos tenemos esa lista de cosas que hacer en la vida. En la mía estaba estar en la celebración del Orgullo en Madrid. Y este año por fin he tachado eso de mi lista. Han sido sólo dos días , muy intensos, pero creo que ha merecido la pena la experiencia. El próximo año volveré, y seguro disfrutaré mucho más que este año ahora que lo he probado. 
Muchísima gente, muchísimas actividades que no dan dado tiempo. Horas de espera para ver la manifestación / desfile del Orgullo el sábado. Una ciudad tomada por los colores del arcoiris , la fiesta y la reivindicación de miles de personas que existimos, somos y sentimos igual que cualquier hetero.
Ver a mi madrileña preferida, conocer su casa nueva, su novia, gente nueva, hacer intensivo en la calle y llegar a casa para apenas descansar unas horas. 
Ya queda menos para el del próximo año, mientras llega, nos vemos pronto Madrid.

martes, 27 de junio de 2017

it is time to say Goodbye

Junio se acaba y las vacaciones empiezan.Este año tenía muchísimas ganas de que llegase este momento, pero no es ese el tema de este post. Las vacaciones han comenzado y de momento, ando un poco descentrada, con muchos temas pendientes de solucionar y muchas ganas de hacer cosas este verano. 
Este curso no ha sido ni bueno ni malo.Académicamente no ha sido problemático, no ha habido grandes marrones ni disgustos. Como siempre hay alumnos que consiguen sacarnos de nuestras casillas y otros que nos encantan. Y de uno de esos del último tipo quiero hablar. 
Le he dado clase durante 4 años. Cuando llegó tenía 5 años y apenas sabía escribir un par de letras. Era una pocholada pero no se quedaba quieto ni un microsegundo....y quitaba cosas a sus compañeros y las escondía, haciendo que me volviera loca intentando buscarlas mientras él ponía cara impasible y  el otro niñ@ lloraba en modo tormenta de verano. Poco a poco ha ido creciendo y ha sabido utilizar toda esa energía en trabajar, aprender rápido el idioma....y ser uno de los alumnos que más me ha ayudado con los compañeros más rezagados.
Ya no vive cerca y el próximo año cambia de sitio así que tocaba despedida. La madre ya me dijo que él no quería cambiar, que lo llevaba mal, y para ser sincera, a mi me ha dado mucha pena despedirme de él. El miércoles fue mi último día con él y me hizo un regalo que me ha gustado mucho. Creo que los dos nos emocionamos en la despedida. Le echaré de menos el próximo curso. Pensaba que los años de docencia me habían vuelto menos sensible ...pero...parece que no . Sigo encariñándome de alumnos y de grupos. 
it is hard to say goodbye 
feliz orgullo a todos. 

domingo, 4 de junio de 2017

footloose ... ¡ qué tiempos aquellos!


Conducía cuando en la emisora que iba escuchando pusieron esa canción. ¡Cuantos recuerdos me vinieron de repente a la memoria! La película del mismo nombre es mala malísima pero forma parte de ese grupo de películas para jóvenes de la época del Bratpack cuando Tom Cruise y cía eran jovencitos y causaban estragos entre la juventud mundial. 
Puede que hayan pasado mucho años pero hay cosas que jamás dejarán de gustarme y esta canción, aunque ahora la oiga de otra manera a entonces, forma parte de la banda sonora de mi vida y, lo reconozco, cuando la escucho me da energía.

domingo, 28 de mayo de 2017

enchanté

Si lo comparamos con otras carreras universitarias, las filologías, ahora Lenguas Modernas, son relativamente nuevos. Comenzaron tímidamente allá por los años 70, en el final del franquismo, cuando el país comenzó a abrirse a los extranjeros y a la literatura, cultura en general, proveniente de otros países , gracias a la supresión de muchas leyes de la extrema censura que sobre la literatura, el cine, el teatro y cualquier tema cultural , se había ejercido desde el final de la guerra civil hasta los últimos días del franquismo.
Los poquísimos que por aquellos tiempos hablaban inglés y francés no lo habían aprendido como ahora, acudiendo a centros de idiomas , que no había por supuesto. No sé cual fue la razón que llevó a que el francés fuera el idioma escogido por el gobierno para ser impartido en los centros educativos en un primer momento pero en los años 80 se fue abandonando a favor del inglés, que es el que todo el mundo estudia hoy en día durante años y años sin llegar a pasar en una gran mayoría de un mediocre nivel medio. Pero las razones de este fracaso son tema de otro post. 
Yo estudié inglés en el colegio y también en el instituto....y mis padres me compraban material extra para que pudiera seguir practicando en casa porque el idioma me encantaba. Acabé estudiando filología inglesa y siempre he trabajado en temas relacionados con lo que estudié. Pero, en la universidad , una de las asignaturas era idiomas y teníamos que escoger otro idioma, y yo escogí francés. Dos años de francés. El primer año fue el más duro. Nos pasábamos toda la mañana con inglés en cualquiera de las asignaturas que teníamos y llegada la última hora de clase teníamos, dos días a la semana , francés. El profesor era poco mayor que nosotros y ponía todo su empeño en que pronunciásemos las vocales y las palabras con suma corrección, y nos salían con acento inglés como es de imaginar, cosa que a él le desesperaba hasta límites surrealistas, así que nos cogió manía, y nosotros acabamos cogiéndosela a él . Pasados esos dos años no tuve más relación con el francés a pesar de que me gustaba, los idiomas en general me gustan, y tenía la intención de retomarlo más adelante.Pero hasta hoy...
Este año he tenido un alumno extra en una clase de empresa. Un empleado de la filial francesa que tenía que pasar un tiempo en España y le habían incluido en las clases de inglés. Al principio me costo entenderle lo que decía ya que su acento francés era muy cerrado y el sonido del inglés en un acento así no era algo a lo que mi oído estuviera acostumbrado . El día que se presentó lo hizo con un formal Je sui ....... y un Enchanté que me devolvieron el gusanillo por el idioma y estoy de nuevo dando vueltas al tema. 
Quizás en verano me ponga a ello aprovechando las vacaciones. 


domingo, 21 de mayo de 2017

Despacio, pues eso, despacio pero no Slowly





Escucho música a diario, más en inglés que en castellano porque tengo muchas canciones antiguas en inglés que sigo escuchando aunque los años hayan pasado. Me canso antes de las canciones en castellano y las acabo borrando del móvil cuando ya no me apetece escucharlas. No sé si se escribe el mismo porcentaje de música en ambos idiomas, creo que no, lo que sí me parece es que los temas en inglés perduran mucho más en la memoria colectiva que los temas en castellano. 
Toda esta reflexión viene dada por una conversación de coche ayer con una amiga. Volvíamos a Bilbao después de pasar el día en un pueblo costero de Bizkaia  y al arrancar el coche empezó a sonar la canción que da título al post de hoy, Despacito, de Luis Fonsi, que tan de moda está en los últimos meses. A lo largo del día habíamos hablado de si ir o no a alguna de las dos fiestas de chicas que se van a celebrar el próximo sábado, una en Bilbao y la otra en Donosti. Mi amiga decía que tiene muchas ganas de bailar...y al oir la canción en el coche retomamos la conversación . Las dos estuvimos de acuerdo en que esta canción tiene mucho peligro para bailar en una fiesta y que en general son las canciones con ritmos latinos las que más animan en épocas de verano,también las más  prescindibles después debido al empacho con el que acabas de oirías decenas de veces al cabo del día.
Tengo claro que si la canción de mi verano 2016 fue Cómo te atreves de Morat, la de este verano será la Desapacito, de Luis Fonsi. Eso si, peses al indulto que había dado a la música de Justin Bieber con Sorry o What do you Mean, la versión de Despacito que se ha hecho con él es espantosa y un gran error para mi gusto. No es lo mismo el Bailando de Enrique Iglesias en versión castellano o inglés , que suena igual, a esta versión Spanglish que supongo intenta ganarse al público de habla inglesa. 
¿ Cual prefieres tú?

martes, 16 de mayo de 2017

Changes , changes , changes



Enero supuso el comienzo de un nuevo año y de nuevas esperanzas. Normalmente yo cuento los años de julio a julio, es decir, cuando cumplo un año más. Pero el 2016 fue un año muy duro y quería dejarlo atrás.  Enero vino con cambios, tímidos al principio , como dejándome adaptar poco a poco. Conocí gente nueva y por fin empezaba a encontrarme fuerte fisicamente y con ganas de hacer cosas, la ilusión llegaba de nuevo, y esta vez era real, no un deseo de tener esa ilusión. Así que enero pasó y también febrero y ya empezaba a pesar el curso, que este año está siendo duro, y las ganas de vacaciones cada vez más grandes, marzo se hizo eterno y por fin abril y las ansiadas vacaciones.....que pasaron tan rápido que cuando empezaba a saborearlas acabaron dejando  un enorme síndrome postvacacional. Lo curioso es que mayo va muy rápido, ya que el curso ya casi acaba y parece que fue ayer cuando comenzó este 2017 que hasta hace un par de semanas me parecía eterno. Mi sobrino ha hecho doce años y se ha convertido en un adolescente .

El tiempo pasa, rápido algunas veces, lento otras, caprichoso siempre.  Parece que fue ayer cuando firmé la hipoteca de mi casa y ya han pasado 17 años.. Hay que empezar a hacer algunos cambios, reformas ....Todo ha cambiado. Yo he cambiado . Mi vida ha entrado en una nueva etapa y me apetece mucho vivir todo lo que venga.

´Cause We are all lost stars...

martes, 9 de mayo de 2017

Bailar...do you wanna dance with me?

¿Os gusta bailar? Pues si,a mi  me gusta bailar aunque no sepa hacerlo demasiado bien. Antes bailaba cada semana, pero claro, era antes, cuando salía por la noche cada fin de semana. Y de eso ha pasado mucho tiempo y ha llovido aún más. No echo de menos aquella vida, la verdad es que salir durante el día no implica salir menos horas, pero si hacer muchas cosas muy diferentes y vivida la noche , desde hace ya unos años, el día me gusta mucho más. 
Pero hace unas semanas unas amigas me liaron y compramos entradas para una fiesta de chicas.  La verdad es que ya casi al momento de decir sí me empecé a arrepentir, me daba pereza salir de noche , pero fui y me lo pasé mucho mejor de lo que esperaba....y bailé, cosa que no hacía desde hace mucho tiempo atrás. El verano quita parte de la pereza y habrá que salir alguna noche más a bailar, al menos mientras me duren las ganas de volver a repetir. 
Reconozco que la noche ya no es algo que me apetezca y que si vuelvo a tener pareja la noche se quedará para otras cosas, pero mientas eso no pase habrá que aprovechar el buen tiempo . Quien sabe lo que puede pasar en una noche de copas y bailoteo.

sábado, 6 de mayo de 2017

Amor o Amistad se escriben con H de Hacer

Tomando prestado el título de la obra de Jardiel Poncela, Amor se escribe con H, hoy toca una pequeña reflexión sobre cosas que estos últimos meses me han llamado la atención.

Los últimos meses han sido intensos a nivel de vida social. He quedado , he hecho cosas y en ello he conocido y desconocido gente, en el mundo real, dejando de lado el de las apps que nos ponen en contacto con mucha gente virtualmente pero muy poca a nivel real. De todo ello hay personas que seguirán en mi vida y otras que ya han salido ,  o mejor dicho, que no se han quedado. 

Quizás sea rara avis pero prefiero conocer el amor , si tiene que llegar, conociendo en persona que enamorarme en una app. y sobre la amistad igual. Porque se vive en el mundo real y no a través de una pantalla. En el mundo real intercalamos, no hay tiempos de espera, la entonación que damos deja claro el mensaje, nuestros gestos también, lo que hacemos o no dice mucho más de lo que somos y no somos que las parrafadas en una app.

lo virtual dice, lo real hace, y es en hacer, en hechos, como le decimos a los demás lo que somos y lo que nos importan. No me molesta el mundo virtual, lo uso y me gusta, pero siempre por detrás del mundo real. Seguiré Haciendo y creyendo en esas personas que también Hacen  en lo real, aunque usemos lo virtual para mantener el contacto.

¿ cual prefieres tú?