lunes, 19 de julio de 2010

la realidad a veces no es lo que es sino lo que queremos ver








Puede que algun@ de los que leáis esto os acerquéis a Bilbao este verano. Si lo hacéis, os recomiendo que paséis por el Guggenheim y veáis la exposición de Anish Kapoor, escultor indio aunque afincado en Londres.

“ Kapoor comenzó a destacar a principios de la década de 1980 por su exploración de las formas escultóricas abstractas y el empleo del volumen, la escala, el color y la materialidad. Conocido por sus investigaciones en torno al concepto del vacío, sus esculturas, instalaciones monumentales y proyectos artísticos públicos realizados en el exterior han ampliado el lenguaje del arte posminimalista.”

La exposición es toda una experiencia en la que no sólo ves, sino que , sobre todo, participas. Hay dos instalaciones a gran escala , de las cuales una , llamada Shooting into the corner ( disparos en el rincón), no te deja indiferente. Se trata de un enorme cañón que lanza cera roja hacia un rincón consiguiendo un efecto realmente violento y cambiante según la cera se derrite.
En otra parte hay obras que nos hacen pensar en el vacío, nos sumergen en un idea de vacío al jugar la obra con el ojo y nos impactan cuando descubrimos que tal vacío no existe y que, simplemente, la realidad ha jugado con nuestra vista y nuestro cerebro.
La sala donde están los espejos es realmente una experiencia a disfrutar plenamente. Diferentes superficies de acero inoxidable pulidas de distintas maneras y moldeadas idem consiguen que nuestro cuerpo se vea reflejado de decenas de maneras diferentes según estemos cerca o lejos e incluso nos ofrezcan diferentes visiones cuando seamos espectadores y nos participantes. Es la parte más interactiva de la exposición.
En otra sala Kapoor experimenta con el concepto de “ autogenerado”, es decir, los objetos se hacen sin rastro de la mano del autor, ya sea mediante mecanismos que se mueven de determinada manera en intervalos de tiempo o objetos creados en cemento pero generados por un programa informático.

Realmente impresionante el trabajo de este artista.
( las fotos están hechas con el móvil así que no son buenas, sorry)

8 comentarios:

Pena Mexicana dijo...

Ya me gustaría a mi ir a Bilbao y visitar esa exposición... entretanto te diré que las fotos no me parecen malas y que la obra debe ser fantástica cuando al ver la segunda foto y sin haber leído la descripción, me transmitió justamente lo que dices: violencia, inquietud...
Gracias por compartir. Besos.

Lucía dijo...

Tomo nota por si este verano paso por allí, aunque lo tengo la mar de complicado...

Besitos.

Anónimo dijo...

Me encantaría ver esta exposición...Estando en el MOMA de NY recuerdo una sensación inexplicable que me hace sonreir...u leyendo y viendo las fotos he sentido algo similar...
besetes
Escandinava

güertana dijo...

voy pa llá

Sobrevivir dijo...

Las fotos son buenas y el relato no podía ser mejor, me ha gustado el amarillo y ademas el toque de esa persona observando que parece tan pequeña al lado del cuadro.

Ripley dijo...

PENA MEXICANA: pues nada, dirección "parriba" y llegas a Bilbao, que hasta octubre te da tiempo de llegar y ver ;-)
LUCIA: ok. a ver, ya hablamos.
GEMA: pues si quieres repetir en directo tienes tiempo hasta octubre

Isabel dijo...

Desde luego la imagen que has transmitido es prometedora.
Un saludo

Ripley dijo...

GÜERTANA: pues nada, pacá ven !
SOBREVIVIR: las fotos buenas no son pero es lo que se podía. el relato mejora cuando lo cuento en persona .
ISABEL: merece mucho la pena ver la exposición. bienvenida al blog