domingo, 12 de julio de 2009

¡No me das miedo, grandullón!




De pequeña no debieron existir monstruos que me diesen miedo porque nunca ha mencionado mi madre nada al respecto, y eso que le encanta hablar de tal o cual " de cuando eras pequeña", de modo que, puede que no fuera un monstruo, ni la oscuridad , ni cualquiera de las otras cosas que dan miedo a los niñ@s cuando son pequeños, pero ciertamente ,yo también tengo mi miedo particular en forma de serie de televisión.

Puede que algun@ de los que por aquí os dejáis caer recordéis Twin Peaks, de David Lynch, aquella serie en la que intentaban descubrir quién mató a Laura Palmer. Pues sí, yo la ví y pasé mucho más miedo del que me gustaría reconocer. Claro que, por aquella época tenía bastantes menos años que ahora y mi mente era fácilmente influenciable. Lo que no sé es por qué la vi, porque sí, a mi las películas de miedo me dan miedo y no las veo. Ni las de miedo, ni las que yo llamo asquerosas y que acaban revolviéndome el estómago. ¿Para qué ver una película donde te pasas media con las manos tapándote los ojos?

Volviendo a Twin Peaks recuerdo un día en especial, debía ser julio porque aún no nos habíamos ido de vacaciones. Mi hermana en algún sitio pasando el finde y mis padres en su salida nocturna de todos los sábados. Yo sola en casa, enfrente del televisor, viendo la dichosa serie. No sé si fue el episodio o el hecho de estar sola, pero esa noche me tapé enterita,¡vamos, que pensaba que me ahogaba debajo de las sábanas! , pero me dió tanto yuyu el episodio de aquella semana, que me duró días. Aguanté los de las siguientes semanas para saber quien narices había matado a Laura Palmer y me juré no volver a ver algo parecido en toda mi vida. Y lo he mantenido.

El dragón de las fotos me lo encontré en Peñíscola, precioso.


6 comentarios:

Lucía dijo...

Y resulta que al final era todo una ida de pinza del director porque la serie, aunque sea de culto, no tenía ni pies ni cabeza!

Jelly dijo...

Mira tú por dónde no eres la única a la que la serie Twin Peaks daba yuyu... y si te digo la verdad, tampoco sé muy bien por qué.

Yo nunca veo películas de miedo pienso que es absurdo (fui a ver una al cine y pensando que era de risa, bueno me dijeron que era de risa, ¿cuál? Pesadilla en el Elm Street y aún viendo las fotos antes de entrar lo seguía pensando; qué ingenua). Si alguien quiere realmente pasarlo mal, le llevo yo rápidamente a un par de lugares que conozco y pánico o casi pánico tendrá asegurado. Así que me parece absurdo provocarme momentos chungos.

Anónimo dijo...

Nunca me he creido a quién dice q no tiene miedo a nada, será que a mi me sobran..., pero, como dicen, no es más valiente quien no tiene miedos sino quien a pesar de tenerlos sigue adelante...
Me gusta ese dragón, nunca me ha parecido una figura terrorífica.
Twin Peaks nunca lo ví, no puedo opinar.
Tkc, qué significa...? bueno, nada en especial realmente..., siento no poder darte una respuesta más interesante ;)

Ripley dijo...

LUCIA: jeje. sip, pero bien enganchad@s que nos tuvo a un@s cuant@s durante semanas.
JELLY: no es que me haga ilusión, pero bueno, estoy de acuerdo contigo.
ANONIMO: yo soy del segundo tipo, a mi me da miedo tener miedo de algo, así que tiro palante...hay dragones y dragones, este es bonito. yo sí sé qué significación podría darse a tu TKC. Si sales del anonimato, aunque sea via mail, te lo digo.

Tanais dijo...

Jo no he visto ninguna :S

Anónimo dijo...

t3kac3@gmail.com sorpréndeme...