martes, 21 de julio de 2009

Life, nana na na na...


(Ajusté mal la cámara cuando la tomé y tiene mucho ruido, pero bueno, espero que no se note demasiado gracias al blanco y negro.)
Tomé esta foto en un mercado medieval. Nunca me ha gustado la muerte. Me molesta enormemente hablar de ese tema. Jamás miro las esquelas del periódico, de hecho, paso esas páginas como alma que lleva el diablo de rápido. Los hospitales no me gustan nada, ni siquiera cuando tengo que ir a visitar a alguien, me ponen muy nerviosa.
Me encanta la vida, todo lo que hay por hacer. Me gustaría que los días fueran de 48 horas y aún así me seguirían faltando horas en un día para poder abarcar todo lo que quiero hacer y me interesa. Siempre descubro cosas nuevas, nuevos hobbies, nuevos retos, cosas por aprender, descubrir, vivir...Cuando alguien me dice que descanse le digo que no puedo, que eso es perder el tiempo...Sólo quiero arrepentirme en esta vida de lo que hice, nunca de lo que dejé de hacer...
¿ y vosotr@s?

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya... la muerte, uno de mis temas favoritos (nótese la ironía en el comentario) :) cuesta enfrentarse a las cosas q están fuera de nuestro control y q por otro lado es nuestro destino final sin excepciones..., pero bueno, supongo q la actitud q tomas tú es la más adecuada, aprovechar el tiempo, arrepentirte sólo de lo que haces, si hay que arrepentirse de algo..., reconozco q no siempre pienso así, o mejor dicho, no siempre tengo el ánimo, las fuerzas, las ganas, como para no parar y dejarme vencer aunq sólo sea por un momento.
Tkc.

^lunatika que entiende^ dijo...

Yo es que soy un poco de dormir... Pero en el final estoy de acuerdo contigo. Prefiero arrepentirme de lo que hice que de no haberlo hecho.

Un saludo.

Jei dijo...

me gusta vivir, descansar y disfrutar haciéndolo, peeeeeeero tu última pregunta es esa que evita mi mente para no enfrentarse a lo que a veces me domina. Señoras, con ustedes... el miedo.
Con ese lucho de vez en cuando y reconozco que a veces gana y me quedo con aquello de "me quedo como estoy".

:)

María dijo...

Más o menos me pasa igual: ahora tengo que elegir qué actividades voy a realizar este invierno y cuáles tengo que quitar por falta de tiempo...

Lucía dijo...

Soy de las que no le tiene ningún respeto ala muerte, cuando llegue, llegó, pero no pienso pasarme el día pensándolo. Y a los muertos... ni devoción ni respeto.

Me parece ridículo ir a llevar flores a una tumba: ahí no hay nada, sólo huesos y carne corrompida. Las flores tenía que habérselas regalado en vida para que las disfrutara, llevarlas a una tumba es perder el tiempo y tirar el dinero.

Espero que a mí tarde en tocarme el turno pero, por si acaso, procuro disfrutar de cada segundo, no sea que me toque dentro de un rato...

Jelly dijo...

la verdad es que no es un tema que me resulte incómodo, ni tampoco es un tema que me guste. Simplemente, asumo que es parte de mi vida y lo llevo bien.

Desde luego, siempre quiero y querré arrepentirme de lo que hice, nunca de lo que dejé de hacer... vale la pena vivir, aunque a veces recibamos palos, pero por lo menos hemos vivido :)

Ulyanov dijo...

Me ocurre igual que a ti, has puesto voz a mis palabras, Ripley. Hace tiempo que me cuesta dormir, porque en ese momento, me angustia pensar en el momento que deje de existir, cuando hay tantas y tantas cosas por hacer, por sentir, por desear... Un beso enorme enorme!