viernes, 13 de noviembre de 2009

La voz que no suena...

Hoy he ido al médico. Desde el martes mi voz se ha ido apagando y no suena. No se me oye o no se entiende lo que digo. Estoy totalmente afónica. El médico no ha sido suave, me ha dicho que tengo las cuerdas vocales sumamente irritadas y que “guarde absoluto reposo de voz”, que no se me ocurra hablar ni una palabra durante unos días y que si el lunes sigo así me tengo que coger la baja. Así que estoy calladita para que mis cuerdas vocales reposen y mi voz se vuelva a oír.
Nunca he hecho nada especial por cuidarme la voz, y nunca me había pasado esto, aunque, supongo que, a partir de ahora me cuidaré mucho, no sólo porque es mi herramienta de trabajo sino porque es pesado y fastidioso no poder hablar, me siento incomunicada. Vale, me puedo comunicar por escrito, pero no es lo mismo. Me gusta una buena charla frente a una cervecita y estar muda me fastidia sobremanera.
Lo gracioso es que no sólo me fastidia a mí, también a otras personas. A mí, mi voz me parece muy común y nada especial, pero voy a empezar a creer que quienes dicen que tengo una voz bonita tienen razón. Y es que como estoy afónica no puedo hablar con nadie por teléfono y servir de relajante nocturno, jeje.
Hace unos días me lo volvieron a decir. Me volví a quedar hablando sola, en un monólogo. De nada sirve que pida que me cuenten algo, siempre es lo mismo: “es que me gusta escucharte, me encanta tu voz y cómo hablas”. No sirve de nada que diga que a mi también me gusta oír a la persona con la que hablo porque me sueltan el “¿no has pensado en grabarte y mandarlo a una emisora de radio? Tu voz es genial para uno de esos programas de noche.”. Vale, reconozco que me gusta jugar con la modulación de la voz a veces…sobre todo cuando sé qué efecto produce…
Cuando haya recuperado la voz me voy a comprar una de esas grabadoras, me voy a grabar y lo voy a enviar a emisoras de radio a ver qué pasa. Si me cogen me voy a reír mucho, pero lo voy a intentar; y si adivino cómo se hace pondré alguna grabación en el blog.
Mientras tanto, este finde toca portarme bien y, como no puedo hablar, leeré y escribiré. Bueno, y practicaré fotografía de estudio, que hasta ahora no he hecho, a ver qué sale. Pasadlo bien y hablad, cantad, y chillad mucho por mí.
( dedicado a G. porque me ha dicho que soy una vaga últimamente y que tengo que postear más a menudo. Lo haré. Un besito a las dos y que paséis un fantástico fin de semana)

7 comentarios:

Jelly dijo...

Cuidate mucho que lo de la voz es muy chungo, eso de estar muda.

Qué curioso a mí llevan varias semanas diciéndome que tengo voz muy "sugerente" por teléfono

Izel dijo...

Ufff Te entiendo perfectamente... Me pasó una vez y pillé un agobio!!!

Cuidatela mucho!!!

Tanais dijo...

Ayyyys espero que tengas mejor la voz, por la cuenta que te trae por trabajo jejejeje, me pasa a mí y me d aun chungo, con lo que me gusta el palique jeje

Buena idea lo de la grabación, ya tengo curiosidad, lo pones aquí también, vale? jejeje

Muaks!

Tanais dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lucía dijo...

Si tuviese que estar tres días in hablar creo que me ahogaría con mis propias palabras. Se me harína un nudo en la garganta por no poder salir o algo así.

Bueno, fuera de bromas, espero que te mejores.

Besitos

Ripley dijo...

JELLY; me cuido, aunque susurrar también ha tenido su encanto..
IZEL: una semana de agobio llevo ya!
TANAIS: sip, empieza a sonar, desafinada, pero algo se oye. tu tranqui que si no hay grabaciòn seguro que messenger y micro tienes ;-)
LUCIA: pues si, me he agobiado mogollón, nadie te oye ni te entiende, y te duele, ¡qué mal!

Pena Mexicana dijo...

Receta: Clara de huevo batida a punto de turrón (cuando pones el cuenco de cabeza y no se cae). Le agregas zumo de limón y miel de abeja. Te lo comes a cucharadas. Cuando fui maestra de primaria me quedaba afónica a cada rato. Me dijeron que fuera al foniatra o que estudiara canto. Estudié canto y mi maestro me dio esta receta. Se siente en las cuerdas como cuando tienes la piel quemada y te pones crema. Es mágico, desinflama y es natural, además sabe rico ;)