miércoles, 17 de septiembre de 2008

El arte no está loco, es que nosotros somos tontos







El mundo está en crisis, los gobiernos inyectando capital a empresas privadas para evitar quiebras, y un señor británico, denominado artista, y llamado Damien Hirst, lanza un órdago a las galerías de arte y vende sus trabajos (me niego a denominar "eso", obra artística) a través de la casa de subastas Sotherby´s embolsándose 140 millones de euros. Los compradores son anónimos aunque casi todo el mundo parece saber que en su mayoría son ricos un tanto snobs que han pagado tales sumas para que no se desplome la cotización de las obras que ya comprado de este señor anteriormente, o mejor dicho, gente con mucho dinero, que sabe perfectamente que la calidad artística de estas obras es nula pero que pagando astronómicas sumas por ellas hacen un magnífico negocio. O quizás no. Porque, si todos coinciden en asegurar que Damien Hirst es un artista mediocre, que la calidad de sus obras es bastante mala,y que es un producto y una moda pasajera...probablemente esos ricos que hoy han comprado sus trabajos, habrán llenado el bolsillo de este señor, ya que indudablemente su calidad como artista parece haber disminuido a la par que aumenta su fama como buen hombre de negocios, y dentro de unos años tendrán unas horrorosidades en sus casas por las que nadie querrá pagar nada.
Aparte de la bufonada que todo esto me parece, se vuelve a poner en tela de juicio la tan traída y llevada pregunta de "¿ Cómo decidir qué es y qué no es una obra de arte?", y es que, si aceptamos un becerro en formol y una calavera con incrustaciones de diamantes como dos ejemplos de arte, cualquier cosa que pusiéramos en formol dentro de un bonito recipiente o un objeto con idem de incrustaciones de diamantes también lo serían. Y es que casi nadie puede definir qué es el arte , de eso se valen muchos que, de artistas no tienen nada pero,son genios del markéting. No sé si os acordareís de un experimento que realizaron unos reporteros de un programa de Tele 5 el año pasado en Arco. Cogieron una tela, fueron a un colegio, dieron pintura a unos crios de 3/4 años y estos pintaron "algo abstracto" con sus manitas en el lienzo, pusieron un marco, lo colaron en la sala de exposiciones y preguntaron a la gente que por allí pasaba que qué les parecía. Las respuestas fueron que era una obra de arte de un autor consagrado/maduro/ conocedor de los contrastes cromáticos/etc, que pagarían entre 12.000 y 18.000 euros por la pieza y otras alabanzas parecidas. Todo el mundo hablaba como expertos y no lo eran, así que algo que no es arte puede pasar por la obra más artística. El arte escapa a una definición, pero no somos tontos y podemos saber qué es y no es arte. Pero en esto, como en colores, cada cual tiene su opinión...

9 comentarios:

Jei dijo...

realmente es muy difícil definir arte y mucho menos ponernos de acuerdo sobre ello, porque como bien dices, sobre gustos, colores.
sin ir más lejos, a mí Miró me parece una tomadura de pelo (y ahora es cuando me apedreais. Gracias)

:)

besos!

Carlos Labarta dijo...

Lo seremos.. Pero sólo así es posible que la cultura siga avanzando, purificándose y ensuciándose continuamente y siendo objeto de todas esas posturas que tan bien recopilas en tu entrada...

JEI: a mi me parece que cuantomás me toma el pelo una obra de arte o un artista, más artístico me aprece todo lo que con él vaya relacionado y más artístico me parece precisamente por ese engaño... El arte es casi siempre ficción o mentira y también, y a veces al mismo tiempo, mentira y reflejo de la realidad con materiales caducos... Como ella misma... Me lío, pero bueno, eso es lo que quería decir... Un beso...
El debate es interminable, me extraña que haya tan pocos comentarios...
Un besico, me paso si eso más veces, eh?...
Ciao!

Ripley /Pauline dijo...

JEI: mientras no nos pongamos de acuerdo habrá debate y creo que éste, precisamente, será eterno. A mi Miró me gusta y no me gusta, depende.
CARLOS LABARTA: el arte toma todo lo que encuentra a mano para crear, no sólo los materiales más típicamente convencionales que para ello usamos y aunque en siglos pasados parecían estar mucho mejor definidos los límites del arte, en la actualidad no y, a la par que puede ser un modo muy bueno de encontrar nuevos artístas y obras de arte, potenciando la creatividad, también es pasto para lo que voy a llamar suavemente, tomaduras de pelo. Ciertamente, es un debate que da para mucho, pero el post justo lo acababa de colgar. Benvenido a esta casa.

Cantu dijo...

La gente tiene su propio concepto de arte, por ejemplo para mi es arte las cosas sencillas de la vida, lo que podemos hacer con nuestras manos y nos nazca de verdad... tampoco podria ponerme a discutir que es o no es, ya que para mi se nace con este don y para otros con el tiempo se crea.

Tanais dijo...

Bufff, totalmente de3 acuerdo contigo niña...me he quedado a cuadros con lo de los niños del colegio...es flipante...

María dijo...

Yo creo que "te gusta o no te gusta". Y a mí las obras de este señor me parecen horrorosas.

Lucía dijo...

No sé qué es arte. No sé si existen ciertas pautas que hagan que algo sea o no arte.

Lo único que puedo hacer es dar mi opinión, y para mí arte es todo aquello que de una u otra manera me llega. Y eso implica que, por ejemplo, puedo estar delante de un cuadro de Dalí y aunque le reconozca su creatividad, no sentir ni frío ni calor, o estar leyendo un post y llorando a moco tendido.

¿Quién es más artista: Dalí, por cuyos cuadros se pagan millones de euros o el autor del post que hizo que se removieran los cimientos gratis? Ahí dejo esa pregunta.

P.D. Lo bueno de la calavera es que siempre te podrás hacer unos magníficos pendientes con tanto diamante. Ya me contarán a ver qué coño hacen con el tiburón... ;)

Anónimo dijo...

Arte? hace cosa de un mes me acerqué a tu tierra para ver la exposición surrealista en el Guggenheim, y sinceramente he de reconocer que no tengo ni idea de arte o lo que dicen que es arte, estuve màs de 4horas de arriba abajo viendolo todo y a la única conclusión a la que llegué es que soy una inculta en este aspecto.
Me pareció más arte lo que habían hecho los niños pequeños que por ejemplo el famoso telefono langosta.
Pero ya lo he dicho yo de arte no tengo ni idea.
nu.

marta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.