martes, 21 de agosto de 2018

a veces

a veces llego tarde a algunas cosas. A veces la vida te da una de cal y otra de arena. A veces , que son la mayoría, ni te imaginas lo que la vida te tiene preparado. y cuando eso sucede sólo quedan dos opciones : resignarte o luchar. Escogí luchar a sabiendas de que ya nada volverá a ser igual, que ella ya nunca se recuperará , que nunca más discutiremos como madre e hija porque a veces ni te acuerdas ya de las cosas...y  entonces ya sólo queda resignarte a esta nueva versión que no reconoces de esa personas llamada Madre.

No hay comentarios: