miércoles, 30 de abril de 2014

acabando abril , qué bueno es salir de trabajar y que aún sea de día

El otro día tenía una conversación con una amiga sobre personas que conocemos y hablábamos de tipologías. Hoy, en el trabajo, una conversación con mi jefa me ha hecho recordar esa conversación en parte. Hablábamos de personas que no soportamos. Yo tengo muy claro cuales son las dos clases de personas que no soporto, por un lado las del " yo más" y por otro esas personas a las que muchas personas les aplican la coletilla del " pero ya sabes cómo es fulanita". 
Vayamos por partes. Empecemos por los del "yo también". Conocí a alguien en especial que era el máximo exponente de esto. Persona inteligente y sociable , buena conversadora pero con esa necesidad constante de " ser más que tú" , y no hablo del ser más por lo bueno, si no de que si a ti te pasaba algo bueno, lo suyo tenía que ser mejor y si no podía ser mejor, tenía que ser mucho peor porque necesitaba constantemente la atención de la otra persona, mi atención, y era impensable mantener una conversación en la que sus problemas o sus alegrías no fueran el centro y único tema de   conversación. Llega un momento en el que el egoísmo de esa persona " yo más" cansa tanto que al final la relación se enfría e imagino, esa persona busca una nueva víctima cuando ve que tú ya no estás dispuesta a que te siga tomando el pelo.
El otro tipo son todas esas personas de carácter más bien intratable que piensan que están por encima de los demás y a las que , los demás, por no enfrentarse a ellas o evitar el enfado o sufrir cualquier agravio, acaban evitando e intentan que otros las eviten con él o ella mediante el "déjalo, no te enfades , no le hagas caso, ya sabes cómo es". Y es entonces , al oír ese " ya sabes cómo es" cuando yo me enfado. ¿ qué pasa, que pueden decir o hacer lo que quieran y los demás aguantarlos y sufrirlos porque " ya sabemos cómo son"? Pues no. Porque permitirles hacer y decir lo que quieren es aumentar su "poder" y dar por hecho que el resto de las personas, por no ser igual de impertinentes, desagradables y maleducadas, no tenemos derecho a que se nos trate bien y, yo, por ahí no paso. 
Pero bueno, mañana será otro día, empezamos mayo, y esta semana me ha animado mucho empezar y terminar el día laboral con luz. 
Feliz puente a quien lo tenga. 

4 comentarios:

Sabons Jafuné dijo...

totalmente de acuerdo, con el segundo tipo de persona que describes.
Hay gente que tiene la facilidad, de nunca ser responsable/ culpable de nada porque se le perdona todo.
Muchos ánimos.

Sabons Jafuné dijo...

Totalmente de acuerdo contigo.
Hay gente que tiene la facilidad de no ser responsable/ culpable de nada.
Muchos ánimos y feliz puente

arcademonio dijo...

Sabes? Yo con el tiempo reconozco que no tengo tipos de personas; en general, que no soporte...más bien son personas que desde que las veo por primera vez no soporto...me ponen los pelos de punta...me dan muy mal rollo...infinitos besos para tus bolsillos.

vic c l dijo...

Me encanta el título: está lleno de esperanza. Tanta como la desesperanza que encierra el texto.
:)
Besos.