miércoles, 13 de enero de 2010

Sólo hacen falta unos minutos para hacerle sentir a alguien lo importante que es para tí así que úsalos


La ola de frío polar va remitiendo y nos queda un frío más soportable, de esos que tampoco me gustan, porque a pesar de la crema especial que me pongo en la cara, los contrastes de frío y calor al entrar y salir de los sitios hacen que la cara se me ponga muy roja y me pique como si tuviera un ejército enorme de hormigas paseándose por mi cara. Le he dicho a C, el otro día, mientras organizábamos actividades para próximas semanas, que este año no – ella se va este finde de nuevo – pero el próximo año iré a esquiar. ¡Decidido! Cuando se lo he comentado a B me ha dicho que hacía mucho tiempo que no esquiaba y que le había despertado el gusanillo así que el próximo año no me libro. De momento aprenderé a caerme mientras patino. Nunca me he roto ningún hueso, espero que todos sigan intactos. Cuando deje de llover saldremos con las bicis y quedaremos para jugar al tenis. El domingo buceé en mi armario y la rescaté del olvido. Hoy he recibido el regalito que me ha enviado G, ya me había avisado de que me llegaría un paquetito; a G la conocí gracias a este blog, dos años después es una de mis mejores amigas.
Me he aficionado a cocinar y no se me da mal. También a las galletas Petit Ecolier. Sigo tomando mucho café, hay cosas que nunca cambian como lo de la tinta azul para el bolígrafo y la negra para la pluma. Se me ha estropeado el móvil, hacia más de dos años que lo tenía, y eso que me encanta cambiar de móvil, pero este me gustaba mucho. Más o menos sé cual quiero pero sólo lo puedo conseguir haciéndome contrato nuevo o portabilidad porque no está con los puntos, y es que no me gustan mucho los teléfonos “slide” o táctiles así que no sé qué hacer. Llevo un par de días durmiendo mucho y muy bien, pero he tenido unos cuantos antes en los que casi no he pegado ojo, supongo que sería el frío, si tengo los pies fríos no me duermo, si tengo hambre tampoco. Me han dicho que estoy muy guapa y, ¡para qué mentir!, gusta oírlo. El otro día , después de ir de compras fuímos a comer unos pintxos a un bar cerca del Corte Inglés, es muy pequeño pero tiene unos pintxos increíbles, no sabes muy bien que es lo que comes, pero la mezcla de sabores de los ingredientes es tan buena que da igual, te los comerías todos porque no sabes cual escoger. No sé por qué los catalanes no tienen la cultura del pintxo con el buen tiempo que hace allí para comerlos en la calle…pero claro, es que como siempre me dicen “ ¡es que tú eres vasca, de Bilbao y piensas en vasco!” y , cierto, soy vasca, y he nacido en Bilbao.
Me voy a pasar un poquito de frío, espero que tengáis un buen miércoles. Seguimos…

5 comentarios:

Pena Mexicana dijo...

¡Qué rico! seguir trabajando en el disfrute...

gema dijo...

GRACIAS GUAPA!!!
Por seguir ahí!
besetes
G

María dijo...

¡Este post es una carrera de cosas!

Ripley dijo...

PENA MEXICANA: sí, siempre hay que trabajar en eso, espero que no se me vuelva a olvidar.
GEMA: jaja, las gracias yo a tí, pero ya lo sabes. besitos para ti y para tu novia.
MARIA: jajaja. bueno, pues a ver si llego a la meta, ¿no?

Lucía dijo...

Buf! Qué estrés, la de cosas que has contado en un momento!

Consejo de móvil no te voy a dar porque no te gustan los táctiles y yo estoy encantado con mi i-phone, pero mi hermano tiene una palm pre y tiene teclado, por si te sirve de algo.

Por cierto, en Valladolid también son muy de tapas, y eso que allí hace un frío de mil demonios.

Besitos!