miércoles, 21 de octubre de 2009

El del día que me preguntaron que qué libro me llevaría a una isla desierta..


Siguiendo un poco con los anacronismos del post anterior hay una pregunta que me fastidia bastante –porque aquí no quedaría muy fino decir que “me jode mogollón”- y es esa de qué libro te llevarías a una isla desierta (o extendido: ¿qué tres cosas te llevarías a una isla desierta?). Pues bien, como ya he dicho que me parece absurda, os diré por qué.
Primero porque conscientemente jamás me iría a una isla desierta. Soy una urbanita declarada ( además de sibarita) y si me tengo que ir a la paz del campo, que ya no de una isla desierta, me llevaría media casa para hacer mi estancia soportable y claro, ya no sería irse a una isla desierta con el planteamiento de “irse a una isla desierta”. Porque claro, si me tengo que estar en una isla desierta cual Robinson Crusoe pienso yo que eso de escoger libro es un poco difícil, a no ser que alguna pitonisa te haya dicho la fecha de tu naufragio y tú , cual bobo te hayas embarcado.
Pero además, es que en los tiempos que vivimos cómo narices se puede seguir preguntando por una sola cosa si hasta en el amor (casi) todo el mundo ha pasado varias veces por eso del “gran amor”. Con la ingente cantidad de libros que se producen hoy en día y que nunca tendremos tiempo de leer así nos dediquemos a ello, ¿no deberían ya dejar esas preguntitas guardadas en un cajón?
Al lector de verdad no le puede gustar sólo un libro, porque quien lee porque le gusta ,lo hace en cantidad y en variedad, y son la una y la otra la que le permite distinguir lo bueno de lo malo o menos bueno. Además los lectores, como personas, pueden sentirse marcados por la lectura del libro más rematadamente malo que se haya escrito, simplemente porque llegó a sus ojos en un momento importante de su vida.
Se publica tan ingente cantidad de libros, los puntos de venta son tan variados..y lo que es peor, hay una cuasi guerra de precios, que mucha gente compra libros por razones muy diferentes de las que realmente nos tienen que hacer comprar un libro, y debo reconocer que, comprar un libro para decorar es la que más cabreo me produce de todas. Algunas editoriales lo saben y encuadernan los libros bellamente para eso; otras juegan con las portadas haciéndolas llamativas, como sí una portada bonita llevase dentro un gran libro y luego está el título, ese que nos tiene que llamar la atención para cogerlo de la balda y mirar de qué va.Ufff.
No sé cuantos libros tengo en mi casa y eso que aún no los tengo todos porque parte de ellos siguen en casa de mis padres pero llenan mi estantería y están apilados por otras partes. Algunos ni recordaba tenerlos. Puedo decir que tengo una buena biblioteca, con buenos títulos y cuidada. Me gustan los libros, son parte de mi vida así que, por favor que nadie me vuelva a preguntar que qué libro me llevaría a una isla desierta porque tener que leer un único libro sería el peor castigo que me pudieran dar, aunque fuera leer uno de mis libros preferidos….

6 comentarios:

^lunatika que entiende^ dijo...

XDD Estoy totalmente de acuerdo contigo. Me encantan los libros y sería incapaz de llevarme sólo uno, porque tal vez lo terminaría odiando...
De echo, creo que lo mío es un poco patológico porque necesito leer...

Lucía dijo...

Puestos a tener que elegir uno, creo que me llevaría un e-book de esos, aunque por mucho que me encante la tecnología, a mí lo que me gusta son los libros en papel.

Además, si sé que voy a naufragar y terminar en una isla desierta, creo que 1) intentaría escaquearme y que naufrague otro y 2) llevarme cosas más prácticas para mi vida diaria que un libro...

Tanais dijo...

Bueno pues ya sabemos algo más de ti. Que te apasiona la lectura jeje.

A mi si me dejaran llevar un objeto a una isla desierta no me llevaría un libro, te lo aseguro :P

Pena Mexicana dijo...

amén

Anónimo dijo...

No sé porqué intuyo que a mi nunca me harían esa pregunta :P y estoy con Lucía y Tanais tampoco me llevaría un libro por voluntad propia. Si me toca estar en una isla desierta... pff es que este tipo de preguntas no me gustan nada, no creo probable acabar en una isla desierta y menos aún poder elegir qué voy a poder llevarme... mmm dios, mi realismo me mata para estas cosas :P
Saluditos.Tkc.

gema dijo...

yo no voy a ninguna Isla mas que a la de mi novia jajajajjajaaaa!!!
Y de libro me llevaría
NUVOSIDAD VARIABLE de Carmen Martin Gaite.