miércoles, 5 de noviembre de 2008

Es día 5, pero no es mi cumpleaños

¡Qué rápido pasa el tiempo! Será porque estoy tan amontonada entre todas las cosas que intento abarcar que no me había percatado de que ya han pasado 4 meses desde mi cumpleaños en julio, mes en el que me fuí de vacaciones al mediterráneo , ¡ qué lejos parece ya! , y volví con el chip puesto en su sitio, ¡por fín!.
Desde julio hasta ahora he cambiado de trabajo porque estaba harta del que tenía y mi cuerpo ha empezado a cambiar también después de haberme engordado un montón por tema de salud y reposo, ahora, incluso, mi novia me dice que ya me estoy poniendo demasiado guapa y que, además de que se va a tener que comprar una porra espanta mosconas, no tiene de donde agarrar ( de dónde agarrar aún queda, los milagros no existen). He retomado mi tesis doctoral, que va despacio, pero va y eso me gusta. Las librerías vuelven a ser un peligro para mí, el sábado se supone que iba al cine, pero no había entrada para lo que yo quería ,y al final fue pintxos con dos libros que me compré, bajo el brazo.
Incluso mi casa empieza a ser mi casa, a mi gusto y de nuevo se abre a visitas después de casi un año.Después de tantos años diciendo que tenía que empezar a hacer cambios, al fín estoy en ello así que está un poco revuelto todo, pero más bonita cada semana. Lo mejor es que la reforma se está convirtiendo en un juego familiar tipo " Busca las 7 diferencias". Resulta que cuando volví de las vacaciones me dije que ya bastaba de prórrogas, que ese mismo día empezaba a cambiar cosas así que como motivo inaugural me fuí a la tienda y cambié el felpudo de entrada y en días posteriores empecé a tirar cosas para poder ir poniendo otras nuevas, entonces es cuando mi familia viene de visita y me dice: "has cambiado el felpudo y ya no tienes esos cojines, y tampoco ...". "Sí, he empezado a hacer cambios". Y ahora, cada vez que vienen se pasean por la casa buscando lo que he cambiado como si fuera un juego. La enfermera, mi novia, hace lo propio, pero es que ella tiene que encontrar las diferencias porque en su caso he cambiado las reglas del juego para animar otro juego.... La verdad es que me hace tanta gracia que a mi familia le encante cotillear qué he cambiado,que ahora pienso en qué cambiar todas las semanas, aunque sea mínimo, para ver si lo encuentran. Es un poco infantil, pero miren ustedes, la vida es muy seria así que hay que encontrar modos de hacerla un poco más divertida, sobre todo ahora, que empieza el frío, la lluvia y los días cortos que tanto odio.

15 comentarios:

Jei dijo...

la vida no es seria, somos nosotros que somos unos aburridos a veces... volvamos a ser niños, jueguemo ;)

muaks

Lun@ dijo...

El adulto en su vida es serio...no quiero ser mayor...jajaa!!!!!!!

En algun lugar de la casa Un Arcoiris staría bien.
Besos

Marta dijo...

Te notoooo diferente! Y eso me encanta!
Petons

Blau dijo...

Genial que hagas cambios en tu casa, que te sientas guapa, muy bien!!

musus

eFi dijo...

Los cambios de hábitat implican cambios interiores, y como los tuyos son de mejoras... felicitaciones por la nueva etapa en tu vida!!!, porque sentirse así es ver todo más bello.
Besitos.

la chulita dijo...

La vida alegre si señor, te pega muy bien el post con tu titulo del blog! sigue asi, ami me encantan los cambios en mi vida, aunque ahora este un poco estancada...
Un beso!

Mármara dijo...

¡Qué bien que hayas cambiado de trabajo, por fin!
Sólo por eso, mis más efusivas felicitaciones. Que nos lleva mucho tiempo, el curro, como para estar en uno que nos destroza la vida, además de la moral.
El juego de los cambios me parece fantástico, ¿quién ha dicho que se tenga que dejar de jugar porque una se haga "adulta"?

dintel dijo...

¿Pues, bien, no?

Ripley dijo...

JEI: un poco de ambas cosas,¿no?. pero, sí, juguemos. besito.
LUNA: yo no quiero ser seria más que cuando haya que serlo. No he leído en ningún sitio que ser adulto tenga que incluir dejar de divertirse. un besito, hoy he visto un arcoiris precioso en el cielo
MARTA: sí, estoy diferente, se ha acabado darme pena, que cada cual cargue con sus errores, pero la vida es futuro, no pasado. mua

Lucía dijo...

Pues si jugar a las siete diferencias con tu familia te hace feliz, adelante, chica. Te diviertes y no haces daño a nadie, ¿qué más se puede pedir?

Ana dijo...

Genial! Me parece muy divertido y además es muy bueno renovarse y hacer cambios en la casa, aunque sean pequeños.

Una más de la bollosfera dijo...

caray cuantos cambios!! y sabes que es lo mejor? que son positivos, para bien!!

felicidades!!

Ripley dijo...

BLAU: genial, eso digo yo. un beso guapa.
EFI: en mi caso, de los cambios interiores van saliendo todos los demás. quizás tendría que haber sido a la inversa, pero los seres humanos somos como somos y lo importante es el resultado. un beso.
LA CHULITA: la vida siempre alegre, eso que nunca se olvide. nada de estancarse, tu vida la cambias tú. un besito

iTxaro dijo...

Viva la vida alegre
Y ....porque reglas especiales para tu enfermera???
Y ....hay que buscar 7 diferencias o pueden ser una???
Y... cual es el premio???
Y.... ayyyy estoy aburridaaaa

un achuchón

Ripley dijo...

MARMARA: tenía que cambiar o acababa de nuevo en el hospital por estrés así que la opción estaba muy clara. Este año todo va mucho mejor. El juego de los cambios es espontáneo y, por ello más divertido.
DINTEL: bien, sí. un beso
LUCIA: no está planteado como un juego pero se ha convertido en algo parecido y eso está bien. un beso