martes, 18 de noviembre de 2008

Duelo de palabra y espada

Hace poco una persona con la que me emaileo me contestó a uno de mis mail con una proposición: “Te propongo que nos contemos algo muy secreto”. Ese algo “muy secreto” se refería a alguna afición de esas que todas tenemos pero raramente decimos que la tenemos para evitar los comentarios que acompañarían al anuncio. Bueno, no diré los suyos pero yo le contesté que me encanta hacer puzzles y hacer punto. Son dos viejas aficiones que he vuelto a retomar desde el verano. Aún no me he comprado un puzzle nuevo porque sé que me pico demasiado y una vez que lo empiezo no soy capaz de dejarlo y hasta me olvido de comer así que estoy posponiendo hasta las vacaciones navideñas empezar uno nuevo. Hacer punto, por el contrario, me relaja. Suelo ponerme a ello por las noches mientras veo la tele. Ya he acabado una cosilla y ahora estoy en otra nueva y pensando ya en qué haré después. Debo decir que además me queda genial, sin agujeritos.
Y ahora es cuando, querida amiga, te cuento la tercera, esa que no te dije porque en ese momento no me acordé. ¿Sabes que me encanta? El esgrima, me encantaría poder tener tiempo para practicarlo. Una lucha de espadas, el uno contra el uno en un duelo de inteligencia y rapidez. Siempre me han gustado más las películas de espadachines, las luchas, los duelos no sólo de espada sino también de palabra, porque en su esencia, los duelos de espadas comienzan por ofensas de palabra y los duelistas, empezado el duelo, no sólo se retan a destreza con la espada, sino también con la palabra, a la par que a agilidad para no ser alcanzados y heridos.
Y vosotras...¿ qué aficiones (poco) confesables tenéis?

21 comentarios:

Lun@ dijo...

En la noche, la soledad.
En el silencio, el ajedrez.
Ah! y los puzzles psicológicos.
Besos.

Anubis dijo...

Negaré que he escrito ésto... me gusta que cuando hablo con la gente se quede pensando: me lo ha dicho en serio ó está de broma?

Saltinbanqui dijo...

Me encanta coger el coche o la moto e irme, no importa ni la hora, ni mis obligaciones de mañana, ni la ruta, ni el destino. Cuando llego lo sé.

:)

dintel dijo...

No entiendo lo de poco confesables. Cualquier afición que entre dentro de la (mi) moralidad es confesable. ¿Hacer punto o puzzles es una afición de baja calidad?

No sé, me he quedado descolocada.

Ripley dijo...

LUN@: Ajedrez. hace siglos que no juego, pero me gustaban más las damas ;-). Puzzles psicológicos no, lo que necesito es descansar la mente con otras cosas después de un montón de horas de clase. un bso.
ANUBIS: vaya, mira tú qué descubrimiento!! creo que algo así te pasa a tí conmigo cuando hablamos no? ;-)
SALTIMBANQUI: me gusta tu proposición pero yo necesito tener la ruta ya planeada porque normalmente las escapàdas son resultado de ver algo y querer ir. un beso.
DINTEL: descolocada estoy yo contigo mujer que me entiendes todos los posts al revés y disparas a dar en los comentarios, pero yo te lo explico, mujer. por aficiones poco confesables me refiero a esas que son más bien poco conocidas o privadas, que pocas personas lo saben porque no son muy típicas o no las podemos compartir con mucha gente; es fácil hablar de libros, cine o viajes pero dificil encontrar gente que le guste tricotar así que es algo que hago pero de lo que hablo poco y precisamente esa era la pregunta, hablar de algo de lo que no hablo normalmente en el blog. Me ha sorprendido que las hayas calificado de baja calidad puesto que si lees con atención, me encantan así que para nada las considero de baja calidad, es más, en ningún momento lo sugiero ni un poquito,quizás tú si grades tus aficiones así y por eso lo hayas pensado, no sé, ya me lo dirás. Por cierto, podías habernos contado alguna de tus aficiones poco conocidas. un beso

dintel dijo...

Tengo muchas aficiones (demasiadas para prestarles tiempo de forma seguida): la pesca es una de las que más me gusta, el punto de cruz, los bailes de salón o de cualquier otro sitio, el claqué, la lectura y la escritura, el teatro y el cine, la escalada, tuve el windsurf y el baloncesto, el descenso de cañones... y así podría seguir.

Soy una aficionada a las aficiones, pero todas son confesables. :P

Ripley dijo...

DINTEL; gracias, te diré que compartimos más de las que crees, algunas ya te las he comentado en el mail de respuesta. petons

iTxaro dijo...

Te reto a un duelo de esgrima y a falta de floretes con agujas de punto de las gordas

Lucía dijo...

Pasear bajo la lluvia calándome hasta el tuétano, el punto de cruz y hacer caras y poses mientras me lavo los dientes.

Creo que tampoco soy tan rara

Jei dijo...

vale, pues a mí me gusta inventarme coreografías ante el espejo y hacerles conciertos a los pocos muñecos que tengo que los siento en el sofá y les hago unas actuaciones que pa qué...

y ahora dílo: no puedo ser más friki xDD

muaks!

Lucía dijo...

Ostras, Jei, lo de las coreografías a los muñecos me ha dejado a cuadros. ¡Yo también quiero!

Ah! se me había olvidado una manía super friki que tengo: de vez en cuando en lugar de ser una persona de carne y hueso soy de otros materiales, por ejemplo, un día digo que soy de metal y cada paso que voy dando me van chirriando las articulaciones, otro día digo que soy de piedra y cada paso me cuesta una eternidad, etc. Lo peor es el día que soy de goma, que voy botando y rebotando a todas partes.

Ripley dijo...

ITXARO: mi sobrino tiene un montón de espadas con las que nos batimos en duelo, ya le pido que me deje un par para batirme en duelo contigo.
LUCIA: ufff, odio la lluvia, aquí lleva lloviendo más de un mes sin parar; el punto de cruz no me enganchó; yo las poses no las hago porque me acabo manchando de pasta de dientes..
JEI: no digo nada, lo prometo, sólo me rio imaginándote ( aquí en secreto te diré que cosas así hago yo pero con muñeca de carne y hueso...)
LUCIA: oye, y eso cómo se hace???

Lucía dijo...

Es fácil. Tú llegas y dices, hoy soy de goma, y te mueves como si fueras de goma, por ejemplo, si haces un movimiento muy rápido, rebotas (y lo hago por la calle, no creas, soy gente sin complejos y no me importa hacer el payaso delante de nadie). Si eres de piedra, pues imagina lo que te costaría moverte si fueras de piedra y entonces, claro, tardas una eternidad en moverte. Si eres de metal, como estoy pelín oxidada, cuando me muevo voy haciendo con la boca el ruido de chirridos de las articulaciones...

Creo que es demasiado friki para intentar explicarlo mejor :S

Anubis dijo...

La diferencia estriba en que, cara a cara, es más difícil de adivinar... y por lo tanto tengo más merito que tú...ejem, ejem...jejejejj

farala 68 dijo...

hacer albumes de fotos para mis hijas robando ilustraciones de los porfolios que los dibuajntes cuelgan en internet

soyborderline dijo...

Tengo la costumbre de llamar a un número por teléfono y escuchar cada uno de los tonos hasta que se prolonga en un pitido que anuncia la sin respuesta.
Antes de que muriera también tenía ese hábito.
Parece como si nada hubiese pasado.

Tanais dijo...

Me gustan las rancheras...me encantan...y las bordo, aunque Despe diga que no...ella las odia y me llama señora mayor x ponerle a Bertín Osborne...

Djuna dijo...

Sentarme frente al mar, preferiblemete de noche y sola, y arrojarle mis pensamientos para que en cada ola me los devuelva mojados de prespectivas nuevas.
Confesado.

guada dijo...

joer que post, me ha encantado, y si de acuerdo con anubis, yo lo hago y me encanta ver la cara de la otra persona, pero como soy tan expresiva la duda no le dura mucho
afición inconfesable? uf, igual un día me da por escribir, por de pronto te diré una, a veces me pierdo aposta para que me sorprenda algo, me encanta meterme en un bar perdido y bueno, da corte reconocerlo pero me encanta leerle los labios a la gente sin que se aperciba, uf de lo que te enteras. te sirve?
un beso

Ana dijo...

Hola Ripley, te comento este post y volveré cuando pueda para leer posts atrasados y ponerme al día.
Puzzles he hecho uno una vez, fue chulo, pero cuando se termina, ¿No te dan ganas de pegarlo en una cartulina y colgarlo en la pared? Eso es lo que me pasó a mí, así que no seguí con la afición, o hubiera empapelado la casa con puzzles jejeje
Lo de hacer punto, es que no tengo paciencia para eso..

Y cosas inconfesables que me gusten hacer pues...no sé..no creo tener ninguna habilidad inconfesable. Jo :(

Mármara dijo...

¡Me encanta hacer punto! En mi familia es una tradición. De hecho lo hice durante mucho tiempo. Cuando vivía en Luanco, solía ir con una de mis amigas a tomar el café al muelle y a tejer. Me "quité" por culpa de la espalda, pero llevo algún tiempo pensando en retomar la afición.
¿Aficiones secretas? No sé, creo que me pasa como a Dintel, que tengo un montón de aficiones y poco tiempo para dedicarles el que me gustaría. ¿Una especial? Pues, no se me ocurre, la verdad.