sábado, 25 de abril de 2015

reflexiones de una sobremesa de sábado

dentro de un rato tendré que irme a comprar la ropa para un evento familiar. es el tercer intento por encontrar algo que me guste y será el último porque ya no me queda más remedio que comprarlo hoy o tendré que ir con algo que ya tenga , y esa no es una buena opción . mientras hago la sobremesa y veo el primer capítulo de la cuarta temporada de Suits en Calle 13 vienen a mi mente muchas cosas que han pasado últimamente y mi cabeza empieza a pensar . 
hace casi ya dos años que no tengo pareja, mucho tiempo ya. lo echo de menos, pero reconozco que viendo lo que pasa a mi alrededor, la opción de tenerla ha quedado desestimada. no la busco y cada día crece en mi la sensación de que mi destino no es tenerla así que ya ni me preocupa el tema. bueno, me preocupa ver mi pasotismo con respecto a eso, pero supongo que son ya demasiados años de intentar tener esa vida que siempre he deseado y que, tantos intentos fallidos hacen que no me apetezca ya ponerme a ello. 
mi manera de sentir sobre el amor cada vez es más simple. soy de una generación con suerte, es decir, de una generación que ha gozado de libertad y que ha tenido muchas cosas. pensad en vuestros abuelos o en vuestros padres . ellos son de una generación que ha tenido que luchar por muchas cosas, que han sufrido represiones, que no han tenido ni la mitad de derechos y libertades que mi generación o las posteriores a la mía, y cuando se han enamorado han luchado por ese amor contra viento y marea ( sí, ya sé que muchos también se casaron por interés, pero eso sigue pasando hoy en día). ahora, sin embargo, parece que las relaciones empiezan y terminan con una celeridad impresionante, la gente se conoce y en cuanto hay un leve problema , adiós. e incluso sin el problema, habiendo amor, también adiós. cada vez entiendo menos. nadie es perfecto y quien no quiera ver que las relaciones están hechas de dos personas imperfectas que tendrán que superar juntas muchos obstáculos, nunca podrá tener algo estable, acumulará relaciones . 
he estado con más mujeres de las que me gustaría y eso no me hacer sentir muy bien. a estas alturas de mi vida me hubiera encantado tener pareja  y vida familiar. no ha podido ser.  no aspiro ya a que sea . para mi las cosas son simples, pero parece que para el resto no, así que da igual lo demás. si me enamoro tiro palante y si hay obstáculos los resuelvo porque amo a la persona con la que estoy, pero sólo puedo hacer por mi ,y si la otra persona no es capaz de luchar, no hay nada posible. 
hablo con amigas y me cuentan sus historias, hay cosas que me superan y que no puedo entender . no podría estar con alguien que sé que no me quiere, con quien vivo una relación que es una montaña rusa ( así que sólo puedo estar ahí y apoyarte porque me importas, aunque sepas que no me gusta que te haga daño). qué decir de esas historias que podrían empezar pero que al final se paran porque una parte sabe que no puede darle a la otra lo que desea, y entonces la parte que siente pide, demanda y se desespera y la amistad acordada no puede ser porque sólo puede haberla cuando las dos partes lo sienten...(así que por mucho que tú quieras construir la amistad que acordasteis en Italia , no va a ser, ella quiere más y tú no la quieres),  o tú que has pasado de no poder olvidar a alguien, a querer tener pareja o  pasar de eso e ir a por relaciones sólo sexo .... tantas historias diferentes y habladas últimamente que yo creo que desisto de querer entender el mundo del amor entre mujeres.

tengo que pensar a donde iré en mayo, está complicado poder viajar pero creo que será Madrid.
que paseis un buen finde, yo me voy de shopping

3 comentarios:

María dijo...

El amor todo lo salva... ¡Sigues siendo una "chica"!

Anónimo dijo...

Tal vez no ha llegado la persona adecuada, no desistas, tal vez llegue pronto y te haga entender ese maravilloso mundo de amor entre mujeres.
Un saludo, Ana.

Dinarama Desaires dijo...

Bueno, creo que en el amor no se debe pensar demasiado... Hay que vivirlo.
Yo me pasé mucho tiempo pensando casi como tú, pero un día fui en busca de éso que tanto quería y lo encontré...
No pierdas la esperanza... Mientras haya vida, ya sabes... ;)
Un beso!