lunes, 12 de mayo de 2014

yo de mayor también quiero ser una vieja dama indigna

Hace ya unos cuantos años cayó en mis manos por casualidad " El mismo mar de todos los veranos", la primera novela de Esther Tusquets.  Me encantó y empecé a comprar, y leer, toda su obra. 
Esther Tusqueus murió hace ya casi dos años, en julio de 2012m, mientras yo pasaba mis vacaciones de verano en Ibiza. Así como Carmen Balcells es la gran agente literaria de este país ; Esther Tusquets, fue y será aún durante mucho tiempo, la gran editora . Espero que el tiempo le den el justo reconocimiento y lugar en la historia editorial de este país que tanto se merece .
Decía Esther Tusquets en sus memorias que la gustaba ser una vieja dama indigna. No le gustaba la vejez ni todo lo que la vejez trae consigo. A mi tampoco me gusta la idea de llegar a cierta edad y las consecuencias de esa edad sobre nuestro cuerpo y nuestra vida. Pero, llegar a cierta edad le había permitido hacer,  pero sobre todo decir lo que deseaba sin ningún tipo de pudor o miedo a las posibles consecuencias. Y, ¡ vaya si lo hizo en sus memorias! No creo que callase muchas cosas cuando era joven, vivió una vida muy interesante en unos tiempos en los que el común de los españolitos y españolitas de la época no podían disfrutar, muchos ni soñar con ello, de unas libertades de acto, pensamiento y palabra que ella sí disfrutó. 
Empezó a escribir tarde y publicó su primer libro pasados los ya los cuarenta años, así que aún estoy a tiempos de poder seguir una carrera en el mundo literario como tanto deseo y me gusta.
Esther Tusquets tuvo una relación complicada de amor y odio con su madre. No sé si yo le hubiera gustado como hija, pero a mi me hubiera encantado tenerla como madre. Siendo esto imposible, sólo me queda poder vivir mi vida de ahora en adelante lo mejor que pueda y llegar a mayor habiendo vivido lo suficiente para poder entrar el el club de la viejas damas indignas.

4 comentarios:

kabu leyendo es gerundio dijo...

También cayó en mis manos "El mismo mar de todos los veranos" hace mucho me impactó. Al leerte de nuevo, lo he recordado... besos

María dijo...

Vieja dama indigna... ¡suena bien!

Eter Incomprendida dijo...

Me gusta...
Yo también quiero, si es que no tengo más remedio que llegar a la vejez...
Un saludo!

Juli Gan dijo...

Esther Tusquets escribió poco. Una pena. Lo hacía muy bien. Lo primero que leí de ella fue algo más tardío. "Con la miel en los labios", me pareció muy bueno. Sus libros de memorias "Habíamos ganado la guerra" y "Confesiones de una vieja dama indigna" explican muchas cosas de esa gauche divine burguesa barcelonesa. Además, ella trajo a Mafalda a este país :)