miércoles, 21 de enero de 2009

Sólo si sabes hacer que sea única para tí dejaré que me domestiques


De vez en cuando me entra ese deseo de releer alguno de los libros que campan por mi biblioteca, así que estos días me he embarcado en la relectura de El Principito. Es un libro corto, de fácil lectura y, en mi opinión, un libro que todos los adultos deberían leer al menos una vez en su vida. No es un libro para niños, no puede darse cuenta un niño de muchas de las verdades que el libro cuenta hasta que, adulto ya, ha conocido esas situaciones y tipos de personas.
La primera vez que lo leí me encantó el capítulo XXI, ese en el que El Principito encuentra al Zorro. El Principito le pide que juegue con él porque está triste, pero el zorro le contesta que no puede hacerlo porque no está domesticado, a lo cual el Principito le responde con otra pregunta intentando descubrir qué es “domesticar”. El Zorro intenta responder a la pregunta y le dice que “domesticar” es “ crear lazos”. El Principito sigue sin entender qué puede ser “crear lazos “ y el Zorro se lo explica “ -Sí- dijo el Zorro -. Para mí no eres todavía más que un muchachito semejante a cien mil muchachitos. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro semejante a cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad el uno del otro. Serás para mí único en el mundo. Siempre seré para ti único en el mundo....” . El Principito, comprendida ya la idea, intenta cambiar de tema, pero el zorro sigue empeñado en que le domestique : “ Mi vida es monótona. Cazo gallinas, los hombres me cazan. Todas las gallinas se parecen y todos los hombres se parecen. Me aburro, pues, un poco. Pero, si me domesticas, mi vida se llenará de sol. Conoceré un ruido de pasos que será diferente de todos los otros pasos que me hacen esconder bajo la tierra. El tuyo me llamará fuera de la madriguera, como una música......Cuando me hayas domesticado, ¡será maravilloso!. El trigo dorado será un recuerdo de ti. ...”
El zorro pide al Principito que le domestique, pero este le responde que no tiene mucho tiempo porque tiene que hacer amigos y conocer muchas cosas, pero el zorro responde:
“- Sólo se conocen las cosas que se domestican – dijo el zorro-. Los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada. Compran las cosas hechas a los mercaderes. Pero como no existen mercaderes de amigos, los hombers ya no tienen amigos. Si quieres un amigo, ¡domésticame!
¿ Qué hay que hacer? - dijo el principito.
Hay que ser muy paciente – respondió el zorro-. Te sentarás al principio un poco lejos de mí, así, en la hierba. Te miraré de reojo y no dirás nada. La palabra es fuente de malentendidos. Pero, cada día, podrás sentarte un poco más cerca....
Al dia siguiente volvió el principito.
Hubiese sido mejor venir a la misma hora – dijo el zorro- . Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, comenzaré a ser feliz desde las tres. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. A las cuatro me sentiré agitado e inquieto; ¡descubriré el precio de la felicidad! Pero si vienes a cualquier hora, nunca sabré a qué hora preparar mi corazón...Los ritos son necesarios.”
Reconozco que, en principio, lo de domesticar no es algo que me agrade. Domesticar viene de “domus”, del cual deriva dominio. No creo que a nadie le guste que le dominen, al menos, a mi, no me gustaría. Pero ¿ a quién no le gusta estar pendiente de una llamada, de un mail, de la llegada de alguien, de una mirada?, en resumen, ¿ a quién no le gusta ser especial para alguien y no una persona más entre los miles de millones que hay en el mundo?
Alguien me decía ayer que se negaba a domesticar personas aunque lo de domesticar relaciones ( entendidas de la forma que aparece en el capítulo) era otra cosa, sin duda necesaria, aunque no suficiente. Comparto esa opinión, domestiquemos pues las relaciones con esos seres únic@s para nosotr@s y, de que lo que falte para hacer la relación plena – sea de amor, amistad u otra índole – que cada cual lo trabaje.

17 comentarios:

guada dijo...

me ha encantado tu post de hoy, ese es el problema de las relaciones de que nadie se lo quiere trabajar y hay que cuidar las relaciones
un beso

Lucía dijo...

Las relaciones hay que cuidarlas, mimarlas, domesticarlas y a veces, echarle mucha paciencia.

Por cierto, "domus" es casa. Supongo que de ahí viene dominio y domesticar, pero como interpretar es gratis, prefiero pensar que viene más de hacer que algo de fuera se convierta en algo casero, que dominarlo ¿no?

Un besazo

soyborderline dijo...

Si has visitado mi página, y si no te invito a que lo hagas...sabrás que me encanta "El principito". No voy a decir que es como una biblia que de vez en cuando abro para que un pasaje me ilumine, pero si que lo he leido en diferentes etapas de mi vida, y siempre he encontrado algo diferente que me erizaba la piel sobre lo que luego solía reflexionar.
Me encanta el capítulo que resaltas, y comparto contigo la belleza ue conservan algunos libros aunque queden relegados en el fondo de la librería.
Un abrazo!!!
Por cierto, creo que se encontraron algunos borrados del autor (aviador de la segunda guerra mundial) no hace mucho en un país asiático entre los escombros que dejo la guerra.

soyborderline dijo...

.DD Me va fatal el teclaó dwel ordenador o nome he quitado los guantes de podar..jodd...(perdón por los errores)
Enga,...otro saludo.

Djuna dijo...

¡Bingo! mi libro "favorito" que me acompaña por los anales del tiempo.
En francés y español.
En la mesilla de noche o en la bandolera.
Lo regalo y comparto.
A los niños se los descubro, se lo desmenuzo...los dejo interpretándolo....

Sabes que están hablando, que no sé quien, publicará ahora, una segunda parte o continuación?

El Principito es Único, sin fecha de caducidad.
El capítulo del zorro: un "cuento" para explicar el VALOR de la AMISTAD.

Besos

Ripley dijo...

GUADA: no, nadie quiere currarse y cuidar la relación, y no sólo me refiero a las de amor, sino sobre todo a las de amistad. un beso
LUCIA: como bien apunta Djuna, es sobre el valor de la amistad, por eso lo que se creen lazos y sea una situación de iguales. De todas formas, cuando tenga un poco menos de agobio laboral te contesto a tu mail y lo rebatimos/hablamos via mail. un beso

Anubis dijo...

Domesticar? Ummmm, prefiero otra palabra para definir esa situación. Aparte claro está de que, cómo se decide quién es la "domesticada" y quién la "domesticadora"?

Estefani dijo...

Creo que las relaciones que funcionan se basan en la necesidad mutua. Da lo mismo que esa necesidad sea para bien o para mal.
Las relaciones sólo pueden ser de amor u odio, pero nunca de indiferencia. Quienes nos son indiferentes pronto caen en el olvido.
Los amantes se necesitan para demostrar y recibir amor.
¿Y qué relación tendrían dos enemigos si no se odiaran?

Lucía dijo...

Ripley, qué susto, pensé que te habías mosqueado conmigo! :). Yo también ando muy liada, pero vía mail podemos rebatir lo que quieras.

Un besito!

Miss Totem dijo...

Existimos a travers de la mirada de los otros, por que nos demuestrant que contamos para ellos. Si no se nos hace caso o se nos ignora , ya no existe razon de vivir. Saber que hay alguien que piensa en ti te hace sentir importante, te hace sentir viva.
El Principito, un libro que deberiamos leer cada 5 años porque a cada edat entendemos mejor las ideas de St Exupery.

farala 68 dijo...

pufff, me ha encantado y creo que habría mucho que debatir... cuando he leido el título ya venía cargada de argumentos para decirte que "domesticar" bajo ningún concepto, aunque fuera para ser unica para alguien, pero claro, luego lo he leido y ya es otra cosa... aún así comparto la pinion de ese alguien, creo que no quiero domesticar a ningun ser (mira el lobo, sigue salvaje)lo cual me lleva a plantearme qué es si no el ejercicio de la maternidad o de las relaciones personales, sexuales, emocionales... hasta qué punto domesticamos, o pedimos ser domesticadas y por supuesto lo del uso del ritual, que sea tan fundamental en el establecimento de lazos es real pero bastante triste...

Mármara dijo...

"El Principito" ha sido uno de los libros que más he regalado a lo largo de mi vida, sobre todo a mis novias. Quizás por eso no guardo buen recuerdo de este capítulo, en concreto, aunque comparto la idea de que cualquier relación ha de ser cuidada y mimada.

Saltinbanqui dijo...

Creo firmemente en ese capitulo y actuo asi desde que tengo uso de razon, pero a veces es dificil cuando no te tratan de la misma forma. La proxima vez hare fotocopias de ese capitulo, para que todo este claro desde el principio.


:)

Ripley dijo...

SOYBORDERLINE: sí he visitado tu página, y he visto que te gusta el libro en tu perfil. para mí no es como una biblia, pero me gusta. Gracias por la información extra sobre el libro. un beso
DJUNA: es un libro que permanecerá actual por muchos años. ciertamente, sus capítulos dan para interpretaciones, este posts y los comentarios son un ejemplo.ya me dirás lo de la publicación de la segunda parte. un beso

Ripley dijo...

ANUBIS: ¿qué palabra prefieres? la tarea de domesticar y ser domesticado pertenece por igual a las dos partes.
ESTEFANI: ciertamente, cuando tenemos una relación con alguien tiene que haber necesidad mutua, pero no considero que la relación se tenga que basar en los extremos: amor-odio. nadie que nos importe hasta el nivel de tener una relación nos deja indiferente, un beso

Ripley dijo...

LUCIA: ¿mosquearme? no, dí por hecho que como el otro dia por mail ya habíamos hablado de que llevo un par de semanas muy saturada, habrías entendido que por eso no te habia contestado. un poquito más de espera y ya.
MISS TOTEM:estoy de acuerdo contigo en que saber que alguien piensa en nosotros nos hace sentir importantes, pero, ¿no debería ser que esas personas para las que somos importantes,sean una extensión de nuestra vida y no su centro? nuestra vida debe tener entidad propia, a pesar de todas las personas a las que les importamos

Miss Totem dijo...

creo que soy importante para ciertas personas pero no creo ser el centro de sus vida sino esa parte que les permite tener un equilibio. Al igual que la gente que cuenta para mi, solo me basta saber que piensan en mi. No necesito compartir mi vida con ellos al 100% pero si necesito saber que estan alli. Su presencia aunque lejana me alibia