miércoles, 3 de octubre de 2012

amar es fácil, amar bien no tanto

Últimamente oigo demasiadas historías de desamor o escucho a personas que ansían volver a tener pareja y encontrar ese amor perdido....Hablaba de todo esto hace poco con alguien,la necesidad de formar una familia, por pequeña que sea, de las ganas de una voz que nos haga estremecer, una mirada que nos calme, unos brazos que nos protejan y nos anclen a una realidad y a una cotidianidad a dos, a tres, a cuatro...porque cada vez más hay niñ@s entre las lesbianas y eso marca un mapa de relaciones diferentes y unos tiempos más lentos en esos casos aunque la búsqueda del amor es igual.

Me hablaba mi interlocutora del cariño : " quizás sea el cariño y la compañía lo que hay que buscar en el amor. Quizás ya no sea capaz de volver a enamorarme como lo estuve en el pasado".... ¿ Quizás?, digo yo. Puede que ese quizás sólo sea el prólogo de un abandono, de un " dejo la lucha, no quiero sufrir porque por amor se sufre, y mucho." Y así como vivimos ese primer amor con el corazón bombeando rojo a chorro, también esa gran tristeza que nos invade tras la ruptura nos deja esa primera grieta en el corazón, grieta que después vamos parcheando según llegan más decepciones y que, inevitablemente, nos despoja para siempre de la inocencia a la hora de amar.

A partir de ahí cada cual levantará cabeza y reconstruirá su vida como buenamente pueda. Algunas ni podrán ( y a vosotras os digo que nadie es digna de joderos la vida para siempre)...pero lo que está claro es que a quien venga le tocará ser mucho mejor que quien se fue porque tendrá que pagar la " deuda" de quien nos hirió. Así que sólo por eso deberíamos dejar que quien decida engrentarse a esa deuda que no contrajo pueda ser también capaz de hacernos ver que sí, que es posible volver a enamorarse como creíamos que nunca volveríamos a hacerlos.

Así que todo llega y nunca hay que abandonar,sólo estar por ahí, por si ella pasa y se tropieza contigo. Y es que el amor, al revés que los demás juegos, se juega en solitario y se acaba cuando encontras a quien dejar de jugar y empezar a vivir.

6 comentarios:

María Veces dijo...

buena reflexión... pero yo creo que lo bueno del amor es que de repente encuentras a alguien que te haec dejar de pensar los pros y cons de todo lo anterior y te vuelves a lanzar, sin red
Con red no vale, no es lo mismo!
Besos
M

Ripley dijo...

sí, yo también creo eso. llega cuando no lo buscas, de repente y no creo que tengamos en ese caso capacidad de no sentir todo lo que se siente cuando es la persona adecuada. besos

Luz de la Garza dijo...

Me conoces, te espero en mi nuevo espacio

Ripley dijo...

LUz de la Garza : ummm, entonces te llamo y me cuentas..y ya te visitaré después...

Ripley dijo...

Luz de la Garza: pues no eres quien pensaba, ¿ me iluminas?

Anónimo dijo...

cuanta verdad...un besete¡ escandinava