miércoles, 12 de enero de 2011

...and then I kissed her


Estos días, casi paralelo a quienes se apenan por el final de las navidades, o aquellos otros que, cansados ya de ellas, exclaman “ ¡ por fín acabaron las fiestas!”, se escucha repetitivamente ese 2 ¿ y a ti que te han traído los Reyes?”.
¿Quién de vosotr@s no le ha preguntado a otra por sus regalos? ¿Quién no ha sido preguntado?
Es curioso cuanto dice un regalo de la persona que lo hace. Y es que comprar es fácil, pero Regalar es un Arte para el que mucha gente no está dotada. Regalar no es comprar algo que nos gusta o pensamos que gustará, por muy caro o muy útil que sea, para dárselo a otra persona. Seamos sinceras…¿ Cuantos regalos de los que os han hecho os han gustado de verdad? ¿ cuantos no? Seguramente son muchos más los regalos “decepcionantes” que los regalos que os gustaron. Y es que regalar supone un pequeño esfuerzo por ponerse en la personalidad y gustos de la persona a regalar que pocas personas están dispuestas a hacer.
A mi me encanta hacer regalos, y me lleva mucho tiempo encontrar el adecuado, porque no compro lo que a mi me gusta, si no lo que sé que se compraría la persona a quien se lo regalo, aunque a mi no me guste. Pero ver esa cara que le pone cuando lo abre y sé que he acertado es toda una satisfacción que me encanta.
Yo he tenido muy pocos regalos que me hayan gustado y no soy complicada. Es fácil saber lo que me gusta, porque además me paro en los escaparates donde veo algo que me llama la atención y pongo circulitos a las cosas que me gustan en los catálogos. Más fácil imposible.
Este año iba a tener un regalo de Reyes extra y lo que menos me esperaba es que ella se hubiera fijado en que me encantan los bolígrafos y que a pesar de tener unos cuantos, no me importa tener otro más. Así que cuando me dio me regalo no sé qué cara puse, pero sé lo que sentí, porque me encantó, me ha regalado un bolígrafo que hacía años que me gustaba, en el color que me gusta y aunque para muchos sea solamente un bolígrafo, para mi supone muchas cosas, primero, que ha acertado con su regalo, segundo, que pese al poco tiempo que llevamos juntas, me ha prestado atención, tercero, que gracias a ella, vuelvo a escribir y ese bolígrafo es un poco es símbolo de esa vuelta, es el vacío en el corazón lo que me bloquea, lo que impide que las palabras salgan , es gracias a tí que recupero las ganas, gracias a tí las palabras han empezado de nuevo a pegarse por salir así que prométeme que te quedarás al menos hasta mañana de cada mañana durante una buena temporada , sin llegar al futuro, siempre en el presente, para vivirlo y disfrutarlo.

5 comentarios:

Martina dijo...

¡Ais, qué romántico! Bonito regalo de Reyes, no sólo por el boli, que me encanta, sino por tí y por ella, por esas mañanas dulces y por esos escritos. Un abrazo.

María dijo...

¡Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!

Lucía dijo...

mi marido se ha lucido en sentido positivo y mi suegra, tres cuartos de lo mismo pero en el otro sentido., Vamos, que me ha regalado una cosa que no sé qué demonios hacer con ella...

Y eso que soy fácil, ¡si hasta escribo cartas a los Reyes Magos diciendo qué quiero, con indicaciones de dónde lo venden, enlaces a web, cuánto cuesta... pero nada... ¡qué le vamos a hacer!

Pena Mexicana dijo...

¡Qué regalazo! me identifico... a mí me hacen feliz con bolígrafos y cuadernos aunque tenga tantos :)

Prefiero regalar a que me regalen, extrañamente no me gustan las sorpresas :)

besos

Butterflied dijo...

Me encanta leerte contar esto. :)