lunes, 8 de marzo de 2010

long distance

Este fin de semana me han venido a la cabeza las palabras de una compañera de clase de la universidad con la que salí muchas veces de marcha. Ella siempre decía que no quería enamorarse de nadie que viviese en un área superior a 50 kilómetros de su casa. Y mantenía su distancia firmemente con cualquier chico que, aunque le gustase, no la cumpliera. Yo no lo entendía porque mi opinión era diferente; para mí, mi “media naranja” puede estar en cualquier sitio del planeta y lo único que tenía que pasar es que las dos estuviésemos en el mismo sitio, el mismo día y a la misma hora y nos encontrásemos. Obviamente, nunca nos pusimos de acuerdo, ella siguió con sus ligues de 50 kilómetros máximo, y yo, como era de esperar, encontrando medias naranjas fuera de mi tierra.
Y, ¿a qué viene todo esto? Pues os lo explico. Este finde he conocido a la pareja de una amiga. Una amiga que mantiene una long- long, pero muy long- distance relación; de unas 17 horas de avión, que son las que separan Amman, en Dubai, de Bilbao. ¡Casi nada! Y ¿qué se me ocurrió pensar a mí cuando me lo contó hace meses? Pues nada, que yo no podría tener una relación a tanta distancia. Y entonces me di cuenta de que mis palabras eran las de mi amiga de la universidad. El 100% de mis parejas han sido de fuera del País Vasco, el 98% hablaban catalán así que eran de ese ámbito y un 2% del resto de comunidades. De ello he deducido que una relación en la distancia para mí no abarca más de lo 600 accesibles kilómetros que puedo hacer en una horita de avión entre Bilbao y Barcelona y que suponían ver a mi pareja con bastante regularidad.
Pero, ¿cuanta regularidad puede haber entre Dubai y España? No mucha, ciertamente. Y eso es algo que yo no podría soportar como mi amiga de la universidad no podía soportar algo superior a sus 50 kilómetros.
A donde quiero llegar, dejando aparte lo de si el amor se busca o se encuentra, es que, buscado o encontrado, consciente, o inconscientemente, parecemos tener una idea clara de cual es la separación máxima a la que podríamos estar de la persona que amamos hasta que las circunstancias y el afianzar la relación nos permiten estar bajo el mismo techo.
Yo sé que la mía son 600 kilómetros siempre y cuando la distancia sea fácilmente salvada en no más de dos o tres horas.
Y es que como escribía Esther Tusquets en El mismo mar de todos los veranos: “ mi soledad empieza a dos pasos de ti,”


¿ a cuanta distancia podríais vosotr@s soportar una relación en la distancia?

15 comentarios:

Pena Mexicana dijo...

Yo la pude soportar a muchos miles de kilómetros... pero no por mucho tiempo. Nosotras lo mantuvimos el tiempo estrictamente necesario para arreglar todos los asuntos indispensables para estar juntas. Creo que una relación seria solamente se establece plenamente en la cercanía... aunque supongo que en esto como en todo, cada cabeza es un mundo. Besos

güertana dijo...

Lo tengo que medir en tiempo, más de dos horas lejos de mi mujer y empiezo a angustiarme.
Si lo que pides es distancia, 3 metros, lo suficente para hablar sin alzar la voz.

María dijo...

Yo tengo dos horas de coche. Eso sí, me encantaría que estuviera a cinco minutos caminando.

Lucía dijo...

Bufff... nunca digas de este agua no beberé!

Kekalandya dijo...

Yo estuve con una chica de Pamplona y fue pesadillesca la distancia...
Me he unido al bando de tu amiga y de los 50 km no paso...
Gracias al universo, mi novia vive a menos de 1 km de mi casa ^^

Meike dijo...

Creo que depende más de como sean y "lo lleven" esas personas, que no de la propia distancia.

A veces estamos a dos centímetros de alguien, y la distancia es abismal.

:)

flor dijo...

pues me parece a mi que no me queda mas remedio que llevarlo bien, y lo llevo, peroo por mi... me gustaria que estuviera a segundos una de la otra..

Ripley dijo...

PENA MEXICANA: supongo que por eso lo soportastéis,porque era una distancia que se reduciría en poco. que sigáis siempre tan felices. un beso
GÜERTANA: jaja. ya veo que eres de las de la relación a distancia, espero que cada día la hagaís un poquito más corta.
MARÍA: y a quièn no! bueno, primero me busco novia..

Olimpia dijo...

La distancia siempre es complicada, aunque cuando no hay más remedio siempre tienes la esperaza de que sea temporal. Yo prefiero estar cerca, aunque eso también se puede conseguir con unos cuantos km de por medio.
Saludos!
PD: tenint en compte el percentatge, potser comenci a escriure en català :)!

Butterflied dijo...

Ahora mismo estoy en una relación Huelva-Madrid. Yo en el culo de España, sin trabajo, sin dinero y sin verla desde hace ya un número de meses que no me apetece recordar.
Y era de las que decía que nunca mantendría una relación a distancia y de las que decía que por internet no se pueden conocer a posibles parejas. Zas en toda la boca en ambas cosas.

Juli Gan dijo...

Ciertamente la distancia es una putada. Así que o se acaba con ella o es ella la que acaba con la relación. Así que dejé los 500 kms de distancia (y las 5 horas de carretera de por medio), me hice las maletas y acabé en Catalunya para vivir con la que es mi pareja. ¿Dubai? Joder, al menos el combustible le saldrá barato ;-P

Tanais dijo...

Yo para esto tengo las cosas super claras, creo que solo estaría con alguien de fuera si en un plazo corto-medio de tiempo pudieramos arreglar las cosas para vivir juntas, ya se vería quién lo tiene más fácil y demás.

Si yo viera intención, ya digo, en un plazo no largo, de juntar nuestros caminos me daría igual estar un tiempo separadas, ya sea de aquí a Tordesillas o de aquí a Japón.

Lo que tengo claro es que no podría estar eternamente con nadie que estuviera lejos de mi. Sería perder el tiempo.

Anónimo dijo...

A lo que haga falta...
La palma vino a madrid, y madrid se ha ido a Cáceres...

Hoy por Hoy la distancia está en la Cobertura del movil, la rapidez de las conexión de Internet, y los puntos del carnet B1
:);
Besetes
escandinava

Jei dijo...

no llevaría nada bien la distancia, me parecen relaciones irreales, como las de GH

Ripley dijo...

LUCIA: lo he dicho y hecho...
KEKALANDYA: suerte la tuya que tienes novia y la tienes cerca.
MEIKE: aunque lo lleves bien, la distancia duele. pero si estás bien siempre luchas por hacer que la distancia desaparezca. y sip, a veces con alguien que está a dos metros la distancia es de 2000 kilómetros.