miércoles, 13 de agosto de 2008

Soñé que estabas a mi lado

Los sueños que sólamente soñamos nunca se hacen realidad. Los sueños que perseguimos, algunas veces se convierten en realidades. Los sueños realizados a veces nos muestran que lo que con tanto ahínco perseguimos no es tan importante si no tenemos a nadie con quien compartirlos....porque los sueños que vivimos solos, son solo sueños, pero los sueños que compartimos con quienes nos hacen sentir verdaderamente el logro de ese sueño conquistado, esos, sí son realidades. Creo que estoy en una de esas etapas dulces en las que cada persona que se ha ido sumando a mi vida en los últimos meses y las que ya estaban y se han quedado están logrando que luchar por cada uno de mis sueños sea una meta alcanzable y realizable.

12 comentarios:

Izel dijo...

Pues sí... No hay na mejor que un sueño conseguido y compartido... Disfruta la racha...

Glora dijo...

Qué suerte! Es una dicha tener sueños. Es tan difícil levantarse, una mañana tras otra, cuando no se tienen ilusiones... es un regalo tener con quién compartirlos... una fortuna tener cerca a personas que nos animan y ayudan a conseguir lo que soñamos...
Un abrazo.

soñadora dijo...

¿Y las personas que se quedaron por el camino y que también quisieron compartir sus sueños?

Pauline dijo...

IZEL: a tí te lo voy a decir, ¿verdad? un besito.
GLORA: y también es una dicha enorme recuperar la capacidad de tener sueños e intentar hacerlos realidad...y en ello estoy...un beso
SOÑADORA: siempre he pensado que sólo las personas que NO tienen que estar en nuestra vida salen de ella...si quieres que te amplíe la explicación mándame mail y dime quién eres ...te responderé

club dijo...

enhorauena

Lucía dijo...

¡Qué envidia! Todos mis sueños últimamente se convierten en pesadillas...

Mármara dijo...

La que verdaderamente lucha eres tú. Las personas que llegan a tu vida lo hacen porque tú las "convocas" para ayudarte a materializar esos sueños.
Enhorabuena.

Blau dijo...

Neska, este fin de semana voy a soñar :o)

Musus

Una más de la bollosfera dijo...

Qué bien... porque mis sueños aparentemente son bonitos pero en realidad son pesadillas: soy feliz con la persona amada, ella me corresponde en el sueño pero al despertar la realidad es otra... y quiero que vuelva a ser todo como antes....

eFi dijo...

En realidad cuando uno comparte todo es bello, todo es mágico, los sueños se convierten en realidad porque le ponemos el ingrediente indispensable de la compañía. Y una vez que se nos cumplió el primer sueño los otros se irán cumpliendo encadenadamente porque cambia nuestra visión sobre ellos.
Besos de feliz etapa, disfrútala!.

dintel dijo...

¿Y las personas que se restan, pesadillas?

María José (Pepa) dijo...

Entre sueños soñé, que la vida era soñar
Que los sueños de la vida son los sueños de verdad.
Que el que no sueña despierto y vive sin ilusiones.
Ni sabe lo que son sueños ni sabe lo que son pasiones.

Saluditos.